Seleccionar página

13 – LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

El reparto de Europa y las tensiones coloniales entre las grandes potencias, desencadenó en 1914 el inicio de la I Guerra Mundial. Durante cuatro años lucharon ejércitos de millones de hombres, y los combates llegaron a los confines del mundo, con unas dimensiones nunca conocidas.

Las armas automáticas, como las ametralladoras, eran capaces de detener el avance de la infantería, por muy numerosa que fuera, y las tropas se vieron obligadas a buscar refugio en las trincheras defendidas por alambradas. Los movimientos se paralizaron y se desarrolló una guerra de desgaste, apoyada por bombardeos masivos de artillería y de la incipiente aviación militar. Además surgieron nuevas armas, como los gases venenosos, y los carros de combate motorizados, que sustituirían a las tropas a caballo.

 

AUDIOGUÍA ESPAÑOLAUDIOGUIDE ENGLISHAUDIOGUIDE FRANÇAIS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Accesibilidad